verdad y anonimato

14.9.05

Negociación con ETA

Una negociación se establece como un diálogo de posturas enfrentadas que buscan un punto en común, en el cual ceden en parte de sus pretensiones a cambio de lograr otra parte. Los negociadores no cederán en sus objetivos y/o medios para conseguirlos si no hay en el otro plato de la balanza una contrapartida que les compense.

Entrando al trapo, digamos que los objetivos de ETA (independencia y comunismo) no son ilegales (ni inmorales), luego no se les puede impedir mantenerlos. Lo que no es legal (ni moral) es usar la violencia como medio, la imposición de esos objetivos a los que no los comparten. Sin embargo es su única baza negociadora. Es decir, el uso de la violencia, es lo que deben ceder a cambio de (…). Pero no nos engañemos. Nadie abandona su baza negociadora antes de comenzar a negociar.

Se deberá (quizá se esté haciendo ya) hacer una negociación previa que aparque el uso de la violencia a cambio de (…). Y no creo que sea un “aparcamiento” definitivo, si no una “parada en carga y descarga” para seguir negociando a cambio de (…). Ojalá esa primera parada sea definitiva y de ahí sólo se mueva “al desguace”.